Patricio Walker: “Nadie nos puede decir que fuimos elegidos gracias al programa de Bachelet”

Patricio Walker: “Nadie nos puede decir que fuimos elegidos gracias al programa de Bachelet”

Criticado por su postura en reforma laboral, advierte que él, Ignacio Walker y Andrés Zaldívar, fueron elegidos en 2009, cuando el abanderado era Eduardo Frei. Dice que el programa se hizo de forma hermética y que si bien lo apoya en general, tiene diferencias. Agrega que no votará a favor de algo que considere malo.

Aunque minoría evidente dentro de la Nueva Mayoría, un grupo de senadores DC logró imponer esta semana -con apoyo de la derecha- sus convicciones en aspectos medulares de la reforma laboral que se despachó de la Cámara Alta.

El episodio generó una fricción importante en el oficialismo, y tres democratacristianos fueron sindicados como los principales responsables. Uno de ellos fue el presidente del Senado, Patricio Walker, quien dejará la testera de la corporación este martes.

Pese a que les concedieron la reposición de las llamadas “adecuaciones necesarias” para casos de huelga, las que no convencían al PS, ustedes de todas maneras se desmarcaron de la Nueva Mayoría. ¿Por qué?

Cumplimos nuestro rol de colegisladores. Nos convencimos que no se puede impedir que los trabajadores que no están en huelga ejerzan sus funciones ni afectar la continuidad del proceso productivo. Lo que hay que impedir es el reemplazo externo, porque eso es una perforación a la huelga efectiva. Y para los que nos dicen que somos desleales, fuimos partidarios de que se ratificara algo que el mismo gobierno había presentado al año anterior.

Pero hicieron que se cayera la indicación sobre sindicatos interempresa. 

Votamos en contra de una propuesta del gobierno que no estaba en el programa y en la que no hubo ningún acuerdo en la Nueva Mayoría.

¿Y huelga pacífica? Repusieron una indicacion que el gobierno había pedido expresamente que no lo hicieran. 

Yo soy coautor de una de esas indicaciones, y fue aprobada no solo por senadores de derecha y de la DC, sino también por dos PPD. Creo que es lo que corresponde: ¿quién puede estar en contra de que la huelga sea pacífica?

¿Y dónde queda la parte de “somos un partido de gobierno y nos comprometemos en las votaciones”?

Chesterton tenía una frase muy buena: cuando uno va a la iglesia le piden que se saque el sombrero, pero no la cabeza. Eso que es válido en temas morales, es válido también en estos temas. Uno nunca puede votar en favor de algo que uno considere que va a ser malo para el país. Yo no concibo que ser partido de gobierno es sinónimo de ser incondicionales.

¿Cree que el gobierno estaba pidiendo algo que era malo para el país? 

Por supuesto que el gobierno pensaba que era bueno, y varios de los senadores de la Nueva Mayoría también, pero nosotros no. ¿Qué opción teníamos? ¿Quedarnos callados, actuar como un buzón, agachar el moño? A mí me eligió la gente para legislar en beneficio de los chilenos y nunca me ha gustado el corporativismo, aquellos que actúan porque tienen presiones de un sector. En este y en otros temas siempre vamos a actuar por convicción, y nadie puede violentar nuestras conciencias.

Desde la izquierda los acusan de haber apoyado a Bachelet en las presidenciales, sacarse fotos con ella y, ahora, desconocer su programa.  

Esa crítica es contra los senadores Walker, Walker y Zaldívar, y los tres fuimos elegidos en la campaña del año 2009, cuando el candidato presidencial se llamaba Eduardo Frei. Llevamos seis años en el Senado de la República.

Es decir, ustedes no fueron electos favorecidos por Bachelet ni por su programa.

No pues, ese es un hecho irrefutable. Por supuesto que apoyo el gobierno de la Presidenta Bachelet, la gratuidad de la educación superior, el AUC, el fin al binominal… Esto, más allá de las diferencias que tengo en algunos aspectos, porque en mi opinión el programa fue hecho de manera muy hermética, sin participación de los parlamentarios. A mí nadie nunca me consultó nada. En general apoyamos el programa, pero si en algún aspecto no estamos de acuerdo, nadie nos puede decir que fuimos elegidos gracias al programa de gobierno de la Presidenta Bachelet, porque yo fui elegido cuatro años antes. Obviamente apoyamos su gobierno,  pero nunca renunciando a nuestro fuero, porque somos colegisladores, no un buzón. Cuando hay algo que uno no comparte uno tiene que plantear que se corrija, no para hacerle un gallito al gobierno, no porque uno sea desleal, sino porque uno tiene que velar por el bien común y pensar en Chile. Las prisas pasan y los errores quedan. Cuando uno se queda callado y vota como corderito, va a ser criticado por lo que no hizo.

¿Comete muchos errores este gobierno?

Todos los gobiernos cometen errores.

¿Este comete más?

Por supuesto que en el primer año de gobierno se actuó con cierto voluntarismo. Por ejemplo la Reforma Tributaria. Al final las cosas caen por su peso.

¿Cree que influye en las críticas contra ustedes el estar en un bloque junto con el PC? ¿Le parece natural legislar con ellos?

Fuimos a una primaria y nuestro candidato era Claudio Orrego, quien no era partidario de una coalición con el PC. Si él hubiera ganado no hubiera invitado al PC a formar parte del gobierno, y Andrés Velasco dijo lo mismo. Pero ganó Bachelet y estamos en un régimen presidencial. Ella tiene todo el derecho de llamar a formar parte de su gobierno a todos los que ella quiera, y yo tengo una gran opinión de los dos ministros del PC, pero naturalmente tenemos diferencias con ellos y con otros, como Alejandro Navarro.

Si la DC ganara el próximo gobierno, usted no sería partidario de invitar al PC al gabinete…

Yo sería partidario de una coalición con todos aquellos que firmen una declaración condenando las dictaduras, sean de derecha o de izquierda. Espero que para definir una futura coalición de gobierno no nos hagamos los lesos con los temas que tienen que estar como requisitos previos. Me encantaría que el MAS y el PC puedan firmar una declaración así, y si se niegan a firmarla, soy contrario a que seamos parte de una misma coalición.

¿La DC tiene que llevar candidato presidencial? 

Soy partidario de que en esta Junta Nacional tomemos la decisión de llevar candidato. Claro, ha surgido la figura de Lagos, que fue un gran Presidente, pero qué pasa si en marzo nos dice que no es candidato.

¿La DC puede recuperar el gobierno?

Nada es fácil, todo cuesta arriba. No tenemos ningún DC que esté dentro de los diez mejores evaluados pero nada es imposible. Con fuerza, convicción y decisión uno puede revertir las cosas.

La DC presentó una decena de indicaciones en la Cámara al proyecto de aborto. El gobierno las acogió todas. ¿Valora el trabajo que hizo la DC en  la Cámara? 

Sí, valoro que hayan hecho un esfuerzo para restringir la redacción de algunas causales, y valoro muy especialmente el proyecto de acompañamiento.

Todo indica que se van a aprobar las tres causales del proyecto en la Cámara. ¿Qué le produce esto?

Creo que es una situación legítima. No conozco ningún DC que sea partidario del aborto libre o que no crea que la vida parte en el momento de la fecundación hasta la muerte natural. Yo me niego a caer en la lógica de los buenos contra los malos, hay que ser tremendamente respetuoso, y cada uno votará de acuerdo a sus convicciones pensando en lo mejor para el país.

¿Usted va a estar contra en las últimas dos causales? 

Soy partidario que el camino a seguir en caso de inviabilidad fetal sea acompañamiento. He estudiado mucho el tema y me preocupa que en muchos casos los diagnósticos médicos se equivocan. Conozco muchos casos en que el médico diagnosticó anomalía fetal letal y que nacieron y no tienen ningún problema. Por lo tanto,  soy partidario de que en esos casos la solución sea acompañamiento. En el caso de violación me complica. Empatizo plenamente con el dolor de la mujer que es violada.  Pero creo que la mujer es tan víctima como el niño que está por nacer. Ambos son víctimas, y pienso que el camino no pasa por sacrificar a una de las dos. El agresor es el violador, y no el feto, que no tiene la culpa.

¿Qué pasa si son niñas? 

Lo encuentro horroroso, y en muchos de esos casos hay peligro para la vida de la madre porque no están preparadas físicamente. Los médicos tienen que actuar, porque está la teoría del doble efecto, y en eso no tengo ningún problema ni ético ni de consciencia, ni moral.

FUENTE: Sitio Web Diario La Tercera – Ver acá

Related posts

Deja un comentario